Preparar una buena taza de té, no requiere de gran esfuerzo por nuestra parte como tampoco de conocimientos científicos, será suficiente con experimentar un poco y tomar como referencia unos pequeños consejos y la tabla de tiempos y temperaturas que les adjuntamos más abajo.

Lo primero que deberemos conocer para preparar un buen té, es la calidad de nuestro té. Siempre será mejor utilizar un té de alta calidad, que a un té típico de bolsita.

Lo segundo que debemos saber, es que siempre que podamos, es aconsejable  utilizar agua de mineralización débil o filtrada, ya que el contenido de minerales en el agua puede alterar el sabor de nuestro té.

Llegados a este punto, nos queda saber qué tipo de té es el que vamos a preparar: un té verde, uno blanco o uno negro, etc. Cada té requiere una cantidad de producto, un tiempo de infusión y que el agua este a una temperatura determinada.
Cuando infusionamos finalmente nuestro té, las propiedades de las hojas del té es lo primero que va a aparecer en nuestra infusión, luego las propiedades aromáticas, a continuación comienzan a salir la cafeína y por último, las propiedades que aportan los taninos. (antioxidante causante del amargor que tiene el té).

Ahora bien, dependiendo del objetivo que estés buscando, debes dejar reposar más o menos tiempo el té, su sabor finalmente dependerá en gran parte también de ello.

Para obtener el mejor sabor y evitar esa sensación de amargor, debes tener en cuenta tanto la temperatura del agua como el tiempo de infusión.  Puedes ir probando y así encontraras el sabor que más te agrade.
Siempre será imprescindible seguir los consejos de nuestro proveedor habitual de tés. Las temperaturas y tiempos del cuadro adjunto, son solo orientativas y dependen mucho del tipo de té que vayamos a consumir. Por eso es importante consultar con el Tea Sommelier de nuestra tienda habitual, quien nos informara sobre estas cuestiones más en detalle.

Una vez que hayamos practicado un par de veces, ya sabremos cómo preparar nuestra taza de té perfecta y nos daremos cuenta que lo haremos casi de forma automática.