Siempre tenemos las duda si el té se puede volver a infusionar o no. Ante esta pregunta: ¿Cuántas veces se puede infusionar un té?. Veamos un poco este tema.




Muchas personas, están acostumbradas a consumir el té en los tradicionales saquitos de venta en supermercados. Saquitos hechos a base de polvos en los que no se puede diferenciar las hojas del té ni ningun otro ingrediente que los compone.

Estos saquitos, a diferencia de los tés de alta calidad, solo sirven para ser infusionados una vez, ya que contienen té de baja calidad y muchos colorantes y saborizantes.

¿Pero con el té a granel que sucede? Pues el té a granel se puede puede infusionar varias veces, dependiendo siempre de los siguientes factores:


a. Que estén libres de saborizantes y colorantes.

b. Que no esté mezclado con otros ingredientes.

c. Que esté preparado correctamente en cada infusión.


Los tés puros son los ideales para reinfusionar, ya sean verdes, blancos, amarillos, pu erh, oolongs o negros.

La reinfusión nos permite apreciar distintos matices de un té y al mismo tiempo seguir aprovechando sus cualidades y sacándole así el máximo partido.

Tradicionalmente, la cultura del té integra varias infusiones (a menudo 2 infusiones). El té verde de calidad superior puede ser infusionado una tercera vez.

Cada infusión adicional debe terner un tiempo adecuado y una temperatura más elevada.

Las distintas infusiones obtenidas, tendrán un sabor diferente pudiendo analizar en boca, los distintos contenidos en las hojas de té.

Esta es una forma también utilizada para hacer el té sin teína, que hemos publicado en nuestro blog. Ya comentamos también en su momento, que algunas personas son sensibles a la teína y deciden no tomarse la primera infusión.

Por supuesto para las infusiones hablamos de una preparación de aprox. 4 gramos de té - 200 mililitros de agua de calidad - Tetera de cerámica, porcelana o policarbonato.

Toda esta información es mejor consultarla en vuestra tienda de té habitual.

Un saludo y hasta pronto!