Aunque hay personas que no se han puesto a pensar en ello pero existe mucha diferencia entre un té de bolsita y un té a granel. Hoy vamos a intentar explicarles cuales son.

 
Cuando hablamos de té en bolsita nos referimos a las típicas bolsitas de té triturado de toda la vida, no a las pirámides que están diseñadas de forma diferente para albergar en ellas un té de mejor calidad.

El té a granel, es recogido a mano y se utiliza únicamente los brotes y las dos primeras hojas próximas al brote. Al infusionarlo, las hojas se expanden y liberan todo su aroma y sabor . Este té nos permite observar a simple vista sus hoja, su color y en el caso de ser un blend como está compuesto. Este té está preparado con hojas grandes sometidas a distintos procesos. La calidad de este té nos permitirá infusionarlo hasta 5 veces.

El típico té de bolsita solo nos permite infusionarlo una sola vez, esta recolectado generalmente por maquinas que arrancan tanto los tallos como las hojas (jóvenes y viejas) para posteriormente y según los distintos procesos triturar todo junto. En muchos casos se les añade sustancias artificiales para mejorar su aroma y su sabor.

Un té a granel conserva todos los antioxidantes y polifenoles de la planta del té, que son muy beneficiosos para nuestra salud, mientras que un té de saquito contendrá muchas menos cantidad de estas sustancias y además aumentaría la cantidad de flúor  puesto que generalmente se obtiene de hojas viejas de té.

En resumen para consumir un buen té, debemos ser exigentes con su calidad, poder observar a simple vista sus colores, aromas y contenidos y como siempre respetar la temperatura del agua y el tiempo de infusión recomendado. Además es importante utilizar siempre que puedas agua de mineralización baja.

 

Hasta pronto!

www.bonisimo.es