La stevia es una maravilla natural, no tiene calorías, carbohidratos y tampoco aumenta los niveles de azúcar en la sangre. Es el sustituto perfecto del azúcar. Hoy te vamos a contar como hacer una infusión con hojas secas de stevia.

Para ello pondremos a calentar un litro agua y una vez que hierva añadiremos unas 10 hojas secas de stevia o bien cinco cucharaditas de hojas trituradas (Por cada taza de agua aproximadamente agregaremos una cucharadita o tres hojas de stevia seca), y dejaremos reposar con el fuego apagado unos 10 a 15 minutos.

A esta tisana resultante, le puedes agregar unas gotas de limón o mezclar con otras hierbas como la menta. Por si sola esta tisana es muy digestiva despues de las comidas. Se puede consumir tanto caliente como fría. Puedes además consumirla 2 o 3 veces al día sin problemas.

Otro dato importante es que al infusionar el té, puedes agregarle unas hojas de stevia seca para endulzarlo de forma natural.

Si eres una persona diabética deberás consultar con tu médico de cabecera si quieres beber esta infusión para que este controle tus valores de glucosa, especialmente si tomas hipoglucemiantes orales o te aplicas insulina inyectable.

La stevia no tiene contraindicaciones y además tiene un montón de buenas propiedades para controlar el peso y, sobre todo, para pacientes diabéticos. Puedes leer más sobre las propiedades de esta magnífica planta en nuestro post anterior.

Hasta pronto!


www.bonisimo.es